Etiquetas

, , , , , ,

“Me gusta la gente que vibra,
que no hay que empujarla,
que no hay que decirle que haga las cosas,
sino que sabe lo que hay que hacer y que lo hace”
Mario Benedetti.

El segundo componente abordado dentro del análisis de las estrategias motivacionales, es el componente de valor. En él se agrupan, aquellas estrategias motivacionales que el estudiante puede utilizar para favorecer su motivación, a través del establecimiento de intereses y valores o de la gestión de sus metas académicas.

Suele resultarnos sencillo comprender, que todo comportamiento emitido por nosotros o, por otra persona, responde al intento de alcanzar un objeto o elemento tangible o intangible, valioso para nuestro proyecto vital. La complejidad llega sin embargo, cuando descubrimos el amplio abanico de metas y valores, conscientes o inconscientes, que rodean nuestras elecciones. Pues en ese preciso momento, una interminable tormenta de preguntas, inunda con sus torrenciales lluvias, nuestra mente; ¿por qué asignamos un valor a prácticamente todo lo que nos rodea? ¿De dónde proceden estos valores? ¿Quién o qué, los genera? ¿Por qué todo se reduce a beneficios o pérdidas?…

El origen de todo este complejo mecanismo de valoración hay que buscarlo en la interacción evolutiva de dos procesos comunes a todos los seres vivos y, que hemos abordados en artículos anteriores, la homeostasis y los mecanismos de aprendizaje implícito. El primero nos permite mantener un equilibrio bioquímico óptimo para el desarrollo de la vida, el segundo, nos permite generar asociaciones entre estímulos correlacionados, reforzadas por moléculas específicas de placer o displacer (dopamina, oxitocina, serotonina, cortisol, etc.). Así, a lo largo de la historia evolutiva de las distintas especies, desde los primeros organismos unicelulares hasta los complejos organismos pluricelulares, se han ido generando listas de valores biológicos y culturales, que a diario, determinan e influyen nuestras elecciones. Este nivel de influencia será establecido por las metas vitales de cada individuo.

En el campo específico del aprendizaje, los valores que principalmente determinan la motivación son, la capacidad o competencia personal, la funcionalidad del aprendizaje, la energía o esfuerzo que demanda, la satisfacción o placer aportado y, la autonomía para la ejecución de las tareas, ocasionando con ello que las principales estrategias motivacionales,  relacionadas con los valores o intereses de los alumnos, sean:

  • Estrategia de exaltación del valor de utilidad. El estudiante resalta aquellas aportaciones de la tarea que pueden resultar beneficiosas para su futuro académico o profesional.

Aprender a resolver ejercicios como este es muy importante si quiero estudiar Periodismo, así que tengo que esforzarme.

  • Estrategia de exaltación del valor de consecución. El estudiante genera percepciones y creencias positivas sobre si la tarea le permitirá confirmar sus capacidades de forma general, o sobre un tipo de actividad o ámbito en particular.

Si hago bien este trabajo demostraré a todos que en Matemáticas soy muy bueno.

  • Estrategia de exaltación del valor intrínseco o de interés. El alumno se centra en destacar el interés, novedad, desafío o curiosidad que le ofrece la tarea.

Este tipo de tareas me suele agradar, así que voy a dedicarle el tiempo que sea necesario.

  • Estrategia de valoración del coste. El alumno genera pensamientos que establezcan la adecuación del coste (en términos de tiempo, trabajo, y esfuerzo) que supone la realización de una tarea concreta.

Este tipo de tareas no suelen ocupar mucho tiempo así que voy a intentar concentrarme y así hacerla ahora.

  • Estrategia de implicación en la tarea. El estudiante trata de autogestionar distintos aspectos relacionados con la organización, planificación y ejecución de la tarea. Es propia de estudiantes expertos.

Para poder hacer a gusto mis tareas académicas, antes de realizarlas busco disponer del tiempo suficiente.

Suárez, J.M. y Fernández, A.P. (2004). El Aprendizaje Autorregulado: Variables Estratégicas, Motivacionales, Evaluación e Intervención. Madrid: UNED.